La opción de una residencia para ancianos cada vez es más aceptada por las familias mexicanas. El uso de estas estancias a pesar de estar estigmatizadas, son una excelente opción para el cuidado integral de nuestros familiares.

Recuerda que siempre debes buscar la opción que más se acomode a tus necesidades y tomar en cuenta antes de tomar la decisión las actividades del lugar, los cuidados, atención y cariño que reciben los integrantes de cada residencia. Estas son algunos de los beneficios que se obtiene al estar en un asilo:

Menú personalizado

Es importante que tomes en cuenta la alimentación cuando escojas una residencia para adultos mayores. Nuestros familiares de edad más avanzada seguramente tienen un deterioro físico o enfermedades muy específicas que los obligan a llevar dietas estrictas por lo que es importante que se les dé una dieta adecuada.

Cuidados médicos

Asegúrate que el lugar que estés considerando tenga un cuidado y atención médica 24hrs, ya que es de suma importancia que los residentes tengan a su alcance una atención médica ante cualquier problema de salud.

Mayor actividad

Normalmente en estos recintos se realizan actividades, reuniones, juegos y paseos para agilizar su estimulación mental y física. Esto ayuda emocional y físicamente a los residentes.

Compañía

La compañía es algo que nuestros familiares más grandes siempre agradecen. Las conexiones sociales son vitales para el bienestar de cualquier personal y en los adultos mayores, estos encuentros o reuniones son muy benéficas para su ánimo.